Las defensas extensibles también conocidas como bastones extensibles policiales, tienen una consideración de arma no letal que se utiliza actualmente de forma general en el ámbito policial ya que está adecuada a los principios establecidos en el Ordenamiento Jurídico que regula el uso de la fuerza en la actuación policial. Se trata de un elemento básico en la dotación individual de prácticamente todos los cuerpos policiales.

Producto disponible en Amazon.es

¿Qué es exactamente un bastón policial?

Se podría describir como una herramienta policial compuesta de tres partes que pueden extenderse para componer un elemento totalmente rígido y que se puede utilizar como defensa.

Principales ventajas de las defensas extensibles

El uso de las defensas extensibles permiten obtener al agente muchas ventajas frente a otras defensas rígidas como el poder llevarla de forma cómoda en todo momento, tanto dentro como fuera del vehículo policial, además son mucho más discretas de portar tanto de uniforme como de paisano, lo que hace disminuir la imagen de agresividad del agente.

Son fáciles de utilizar y muy eficaces en todo tipo de situaciones evitando lesiones, lo que hace disminuir la imagen de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Además su uso frente agresores provoca un gran impacto psicológico, lo que hace que el agresor evite el conflicto.

Tienen diferentes usos, no solamente para golpear, permiten al agente utilizarla en caso de urgencias como rescates en el interior de viviendas o vehículos accidentados.

¿Puede cualquier persona utilizar una defensa extensible?

El uso del bastón policial está clasificado como arma exclusiva para cuerpos y fuerzas de seguridad policiales y/o militares de forma exclusiva en el ejercicio de sus funciones, actualmente está clasificada en el reglamento de armas RD 137/93 dentro del artículo 5.1c. De modo que una persona particular o dedicada a otra actividad no podría utilizarla ni tampoco su tenencia, en caso contrario podría conllevar una infracción.

¿Cómo se utiliza y como funciona una defensa extensible?

Se puede utilizar tanto en modo cerrado como en modo abierto.

De forma cerrada se porta fácilmente en el cinturón del policía y se accede a ella de forma rápida, pudiendo llevarla en la mano para poder utilizar la defensa a modo de kubotán o tenerla preparada para cualquier adversidad y no llamar la atención.

Para poder abrirla el agente podrá hacerlo de forma enérgica y por inercia tanto hacia arriba como hacia abajo, lo que provocará un impacto psicológico y un gran poder de disuasión ante cualquier agresor o grupo de agresores.

El agente podrá utilizar el bastón tanto para reducir, como golpear o controlar a individuos violentos.

¿Cuándo se puede utilizar?

Se puede utilizar en muchas situaciones donde un policía no puede controlar una situación utilizando la fuerza física y cuando no sería proporcional utilizar su arma de fuego reglamentaria. Además también se puede utilizar para reducir y controlar a un individuo o incluso utilizarla en situaciones extremas como romper una luna de un vehículo para rescatar a una persona o detenerla en caso de cometer un delito.

¿Cómo golpear con el bastón policial?

Se debe de tener en cuenta que siempre es posible utilizarlo de forma proporcional y cuando se den las circunstancias legales para poder usarlo.

Deberemos de golpear siempre desde arriba hacia abajo y en un ángulo de 45º, golpeando en zonas como brazos o piernas y evitando siempre golpear en lugares débiles como la cabeza, cuello, columna vertebral, articulaciones o esternón.

Mejores defensas extensibles

Si estás interesado en comprar un bastón policial para utilizarlo en tu trabajo o en tu entrenamiento, en nuestra tienda online encontrarás las mejores defensas extensibles policiales a la venta.

También te puede interesar…